miércoles, 28 de mayo de 2008

CardioEspacio: Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en España

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en España

Uno de cada tres españoles muere a causa de algún tipo de enfermedad vinculada con afecciones cardíacas

Tras el éxito obtenido durante el 2007, CardioEspacio continúa su gira de prevención cardiovascular sensibilizando a la sociedad sobre la importancia de prevenir estas patologías.

CardioEspacio es una de las iniciativas que se enmarcan en la campaña de prevención de enfermedades cardiovasculares de CardioAlert, creada en el 2004 por Bayer Schering Pharma (división de Bayer HealthCare) en colaboración con la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Fundación Española del Corazón (FEC), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFaC) y que, además, cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Consumo.

El CardioEspacio pretende formar y educar a la población de las ciudades que visita, sobre las posibilidades de prevención de las enfermedades cardiovasculares a través de un recorrido conceptual, la Ruta Cardiovascular, en el que se pone a la disposición de los visitantes la más completa información sobre el tema a través de zonas de exposición, juegos interactivos y material educativo. Además, en el marco del proyecto, se ha desarrollado CardioMujer, un programa de concienciación especialmente dirigido a las mujeres, que, en la actualidad, son más propensas que los hombres a padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Actualmente, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, estas patologías provocaron en el 2006 una de cada tres muertes (de las 371.478 personas que murieron ese año en nuestro país, el 32,5% de los fallecimientos fueron debidos a estas dolencias; de estas últimas, el 46% fueron hombres y el 54% mujeres).

Las comunidades autónomas de Andalucía (35,8%), Galicia (34,3%), Islas Baleares (34%), Comunidad Valenciana (33,9%), Región de Murcia (33,9%), Principado de Asturias (33,8%) y Extremadura (33%) superaron, todas ellas, la tasa de mortalidad por ECV española, Ceuta y Melilla (32,5%) la igualaron y el resto, pese a estar por debajo, mantienen porcentajes bastante preocupantes: La Rioja (32,3%), Castilla – La Mancha (32,2%), Aragón (32,1%), Castilla y León (31,8%), Comunidad Foral de Navarra (31,3%), Cantabria (30,7%), Canarias (30,6%), Cataluña (30,4%), País Vasco (30,3%) y la Comunidad Autónoma de Madrid (28,7%).

Hasta la fecha, CardioEspacio ha visitado 13 ciudades de la geografía española: Bilbao, A Coruña, Valencia, Granada, Sevilla, Zaragoza, Barcelona, Tarragona, Alicante, Córdoba, Murcia, Palma de Mallorca y Madrid. El éxito que ha obtenido ha hecho que sus organizadores decidan alargar la gira cardiovascular hasta finales de este año. Se prevé que alrededor de 80.000 personas realicen el recorrido didáctico a lo largo de la gira.

CardioMujer. Las enfermedades cardiovasculares y la mujer
A diferencia de lo que generalmente se cree, las ECV afectan más a las mujeres que a los hombres.

En la actualidad, las españolas no están suficientemente concienciadas respecto a la gravedad y magnitud de estas patologías y suelen preocuparse más por el cáncer de mama o enfermedades ginecológicas dejando de lado estas dolencias. Sin embargo, el porcentaje de mujeres que mueren a causa de ECV aumenta en mayor grado que el porcentaje de muertes de varones. Así lo demuestra una encuesta de morbilidad hospitalaria realizada en el 2003 por el INE, en la que se pone de manifiesto que de 1980 a 1999, las defunciones causadas por enfermedad isquémica del corazón (infarto de miocardio y angina de pecho), aumentó en un 142% en hombres y en un 190% en mujeres.

En el 2006, murieron en España 120.690 personas por alguna de estas patologías. El 46% fueron hombres y el 54% fueron mujeres.

Estas cifras hacen evidente el alto porcentaje de mujeres que mueren a causa de patologías cardiovasculares, por esta razón, desde CardioAlert, se ha desarrollado CardioMujer, un programa de sensibilización y concienciación especialmente dirigido a la población femenina, gracias al cual las madrileñas podrán recibir información sobre la importancia que tiene prevenir las ECV y consejos sobre cómo adquirir conductas que les sean beneficiosas para su salud cardiovascular.

Dentro de los distintos tipos de enfermedades cardiovasculares, las más comunes en mujeres fueron durante el 2005 las cerebrovasculares, ocasionando uno de cada tres fallecimientos por ECV, mientras que el infarto agudo de miocardio representó un 18,6% del total. Históricamente el infarto se ha relacionado más con una afección vinculada a los hombres de ahí que se tienda a pensar que las ECV son patologías más comunes entre los varones.

Esta tendencia también se ve reflejada en la infrarrepresentación de las mujeres en la investigación cardiovascular, ya que suponen menos de un 30% de los participantes en estudios cardiológicos. A raíz de este dato, se desprende que lógicamente los datos y conclusiones publicados se centran básicamente en el hombre, cuando en realidad se dan en este tipo de enfermedades muchas variantes por sexo tanto en los factores de riesgo como en la presentación de los síntomas de la patología, la evolución y el tratamiento.

La dificultad del diagnóstico de las ECV en las mujeres se basa en que pueden presentar síntomas atípicos y diferentes a los del varón (náuseas, dolor de espalda, malestar abdominal, ardor en la zona torácica o fatiga) y una aparición más tardía de éstos respecto a los hombres, por lo que el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular grave aumenta. A esto hay que añadir que el riesgo aumenta aún más con la llegada de la menopausia ya que, al privar a la mujer de los estrógenos, la deja más indefensa frente a las ECV. La identificación de los síntomas y el traslado hospitalario también es más lento en el caso de las mujeres que en el de los hombres, ya que además de que se tiende a relacionar menos estas patologías con el sexo femenino, los síntomas no son tan claros y conocidos como en el caso de los hombres.


video